¿Qué es el impuesto de patrimonio?

El impuesto de patrimonio grava el patrimonio neto de las personas físicas, es decir, el conjunto de bienes y derechos de contenido económico que se tiene en propiedad, con deducción de cargas, deudas y obligaciones que disminuyan su valor.

Al definir la economía familiar, los impuestos son gastos que hay que tener muy en cuenta puesto que son obligaciones fiscales que forman parte del día a día.

Este en concreto, es un impuesto muy polémico. Mientras que tiende mundialmente a ser suprimido, en España es una de las principales figuras tributarias, aunque su recaudación es más bien residual y afecta a pocas personas.

¿Cuánto y quién debe pagar el impuesto de patrimonio?

Este impuesto se declara en el mismo periodo que la declaración de la renta, es decir, entre abril y junio de cada ejercicio fiscal y calculará las deudas a 31 de diciembre de cada año.

Deberán pagar las personas físicas residentes o no en España, que tienen en propiedad derechos o bienes situados dentro del territorio español.

La Agencia Tributaria concreta que se aplica en todo el territorio español, pero su rendimiento está cedido a las comunidades autónomas.

Por este motivo, se pagan diferentes impuestos en función de donde resida el contribuyente. Existen unas bases comunes a todas las comunidades autónomas reguladas por el estado, pero cada comunidad tiene establecidos sus propios requisitos y gravámenes que considera adecuados según sus propias competencias.

Funciona igual que otros impuestos cedidos a las regiones como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, entre otros.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, los contribuyentes tienen que declarar el patrimonio neto, pero no pagan nada. Al concentrarse los mayores patrimonios de España, se establece una bonificación del 100%.

Mientras, en Cataluña, oscilan los tipos de interés entre el 0.21% y el 2.7%.

¿Por qué se habla tanto esto días del impuesto de patrimonio?

Andalucía se convertirá en la segunda comunidad autónoma en suprimirlo.

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, anunció en el consejo de gobierno, la eliminación del impuesto de patrimonio en su comunidad con objeto de “atraer la capacidad inversora para el fomento de la actividad económica y el empleo” e insistió en que es un incentivo para que las personas físicas fijen en Andalucía su residencia fiscal.

Esto ha abierto un debate a favor y en contra de terminar con este impuesto, incluso se habla de estrategia de campaña electoral más que de una decisión económica. De acuerdo o no, lo que es seguro es que tendremos debate una buena temporada.

Compramos tu piso. Contáctanos sin compromiso.


    He leído y acepto el Aviso Legal y Política de privacidad

    Acepto recibir información comercial.