Diferenciar entre eficiencia energética y ahorro energético nos puede ayudar de forma considerable a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros hijos, ya que una buena aplicación de los recursos de los que disponemos nos harán ahorrar dinero y reduciremos considerablemente la contaminación y el deterioro del medio ambiente.

¿Qué es el ahorro energético?

No referimos a ahorro energético cuando hablamos de un cambio de hábitos para reducir el consumo de energía, es decir, para ahorrar deberemos reducir el uso de los recursos energéticos.

Suele ser una medida eficaz a corto plazo, pero a la larga no conseguiremos grandes cambios por lo que habría que volver a reestructurar nuestros hábitos y reducirlos cada vez más.

Estas son algunas de las medidas para el ahorro energético:

  • Apagar los aparatos electrónicos cuando no los estemos usando.
  • Poner el lavavajillas o la lavadora cuando estén llenos y utilizar programas cortos.
  • Regular la temperatura del hogar/empresa sin llevarla a los extremos.
  • Reducir la temperatura máxima del agua caliente.
  • Apagar las luces de las habitaciones cuando no estemos en ellas.
  • Mantener las ventanas cerradas cuando encendamos dispositivos de climatización.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es la optimización del consumo energético, es decir, ya no hablamos de un cambio de hábitos para reducir el consumo, sino que aprovechamos la energía para mantener un bajo consumo constante. Esto afecta directamente a la conservación del medio ambiente ya que se reducen las emisiones de CO2.

Esto lo conseguimos con electrodomésticos y equipos de ahorro que, a final de mes, veremos reflejado sobre todo en la factura, por lo que consideramos que es la mejor opción a largo plazo.

Estas son algunas medidas para la eficiencia energética:

  • Utilizar electrodomésticos con calificación energética A.
  • Instalar temporizadores y termostatos en los sistemas de climatización.
  • Tener un buen aislamiento en el exterior del edificio.
  • Instalación de bombillas LED o bajo consumo.
  • Apostar por el autoconsumo.

Recomendaciones del Gobierno para ahorrar energía.

Además de las medidas mencionadas anteriormente para evitar el susto a final de mes y reducir la contaminación y emisiones de CO2, el Gobierno de España ha querido unirse al resto de la UE y ha lanzado una serie de recomendaciones a los ciudadanos y a las empresas para contribuir entre todos a la reducción del gasto energético en todo el país.

Estas recomendaciones son:

  • Fomentar el uso del transporte público y reducir el uso del vehículo privado.
  • En caso de no poder prescindir del transporte privado, compartir el vehículo.
  • Reducir la velocidad en las carreteras.
  • Racionalizar los horarios de oficina.
  • Incluir el teletrabajo como medida básica.

Compramos tu piso. Contáctanos sin compromiso.


    He leído y acepto el Aviso Legal y Política de privacidad

    Acepto recibir información comercial.